Soluciones /
Detección De Llamas


Los detectores de llamas Atexon proporcionan una detección rápida de incendios en espacios abiertos y muy iluminados

Las versátiles capacidades de detección de los detectores de llamas Atexon® permiten su uso en entornos industriales exigentes. Los detectores de llamas pueden ser detectores de incendios individuales o pueden formar parte de un sistema de protección contra incendios, como un sistema de extinción a partir de agua nebulizada. También pueden conectarse fácilmente al sistema de detección y extinción de chispas VR18Z Atexon®.

Entre los usos habituales se incluyen plantas de producción, depósitos de combustible, maquinaria, puertos de descarga de cintas transportadoras, plantas de reciclaje y plantas de calefacción.


El detector 3IR ofrece una alta sensibilidad de detección y una tolerancia excelente a las interferencias, incluso cuando funciona en entornos sucios o con polvo

El detector de llamas 3IR Atexon mide tres bandas de frecuencia de infrarrojos simultáneamente. Además, el dispositivo utiliza algoritmos matemáticos para medir los picos de radiación de las llamas y la frecuencia de los destellos para garantizar la detección y evitar falsas alarmas.

Los detectores infrarrojos de llamas de tres bandas también funcionan bien en entornos exigentes. Es la mejor elección para monitorizar las zonas con polvo.

  • Sensibles y rápidos

    Los detectores de llamas Atexon® son sumamente sensibles. Pueden detectar una llama de solo 0,3 m² desde una distancia de 60 m. La capacidad de ajuste versátil, por ejemplo, en el intervalo y la sensibilidad de detección, permite utilizar los detectores de llamas Atexon® también en lugares en los que los detectores de llamas tradicionales provocarían falsas alarmas.

  • Conexiones versátiles

    Es fácil integrar los detectores de llamas Atexon®, por ejemplo, con el sistema de detección de chispas VR18Z o con un sistema de automatización ya existente. Las versátiles salidas de relé de las alarmas sin potencial Modbus y las tomas de corriente de 4-20 mA permiten utilizar los detectores en una gran variedad de procesos industriales.

  • Aprobaciones exhaustivas

    Los entornos industriales normalmente están sucios y con polvo. Puede haber zonas clasificadas como peligrosas en las zonas de producción que requieran equipos autorizados según las normativas locales y nacionales. Los detectores de llamas Atexon cuentan con autorizaciones internacionales, entre las que se incluyen ATEX, IECEx y FM.


¿Preocupado por su riesgo de explosión?
¡Reciba la opinión de un experto ahora!